ESTUDIO DE LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

¡Monitoree la calidad del ambiente gracias a las abejas!

Pecoreando de flor en flor en ambientes naturales y en zonas urbanas, las abejas domésticas son verdaderas centinelas de la calidad de nuestro medio ambiente. Cada día, miles de abejas pecoreadoras de la colonia entran en contacto con:
Por esta actividad regular, ellas bio-acumulan superficial e internamente las sustancias presentes en su entorno. El análisis de las abejas nos permite entonces, evaluar el nivel de contaminación global del ambiente en la zona de pecoreo (hasta 3km alrededor de las colmenas).
Logo AFNOR Partenaire Apilab
Este método de biomonitoreo, desarrollado por APILAB se encuentra estandarizado desde el 2017 : Norma AFNOR XP X43-909 « Biomonitoreo activo del ambiente por medio de la abeja doméstica». Igualmente, se han elaborado valores de referencia para ayudar a la interpretación de datos.
Análisis posibles: Elementos traza metálicos, HAP, pesticidas (matriz: pan de abeja), dioxinas/furanos, PCB, COV, partículas finas, plomo, mercurio, arsénico, cadmio, níquel.

Este servicio, llamado APIDIAG®, puede ser un complemento de otras campañas de biomonitoreo (líquenes, musgos).

El método puede ser utilizado particularmente en el marco del seguimiento reglamentario para las empresas ICPE / SEVESO :
- para llevar a cabo estudios de zonas (INERIS)
- para el monitoreo del aire alrededor de instalaciones clasificadas para la protección del ambiente (INERIS)
- para la evaluación del estado del medio ambiente y de los riesgos sanitarios (INERIS)

APIDIAG® le permitirá obtener indicadores confiables y accesibles de la calidad global de su entorno y poner en marcha acciones de mejora y de sensibilización de las partes interesadas.
Teniendo en cuenta el hecho de que una colmena contiene en promedio 40 000 abejas,
y que un cuarto de ellas son pecoreadoras que cada día “visitan” mil flores cada una,
podemos estimar que una colonia de abejas efectúa diariamente 10 millones de micro-muestreos.
Claudio Porrini